domingo, 22 de enero de 2012

150 ANIVERSARIO DEL COLEGIO "LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN" EN SANTANDER



Se celebra en este año 2012, el 150 aniversario de este colegio de la Compañía de las Hijas de la Caridad, fundada por san Vicente de Paúl. Los actos comenzaron el pasado viernes 20 de enero con una misa en la Catedral de Santander, oficiada por el obispo. A lo largo del año, se realizarán varios actos en donde están invitados todos aquellos que forman o han formado parte de la vida de este centro escolar.

HISTORIA DEL CENTRO ESCOLAR:

No se conserva ningún documento escrito de su fundación; el incendio ocurrido en 1941, arrasó todo. Los datos recogidos en esta reseña pertenecen a la tradición oral; han ido pasando de Hermanas a Hermanas.

   Colegio PURISIMA CONCEPCION. 1862. una larga historia  desde su fundación: Ruamenor, una guerra, un incendio, calle Alta.

   En 1862, Sor Tomasa de Odriozola y Galarmendi, Hija de la Caridad, en colaboración con su hermano Miguel, donaron la casa que habían recibido en herencia de sus padres para abrir una escuela gratuita para niñas pobres; en el documento fundacional hicieron constar dos condiciones: “que las alumnas sean niñas pobres y que si algún día la fundación desapareciera, la casa volvería a ser propiedad de la familia”.

   Este edificio situado en la céntrica y antigua calle de Ruamenor, nº 14, no gozaba de un emplazamiento del todo favorable, por su proximidad a lo que hoy es conocido como “barrio chino”. Sin embargo, siempre se tuvo gran interés en que permaneciera en ese lugar por ser la casa que los fundadores habían legado para hacer la fundación.
 
   Al principio se abrieron dos clases; después aumentaron cuatro aulas más de Primera Enseñanza y dos de Párvulos. Se trabajaba con entusiasmo en la “instrucción de niñas y jóvenes”, así como en otras actividades: biblioteca, teatro, clases nocturnas. Asimismo funcionaban las Asociaciones de “Hijas de María y las “Damas de la Caridad”.

   Se cuenta que unos años antes de la guerra del 36, una epidemia asoló Santander. La Comunidad de este Colegio se ofreció para curar a los enfermos, y una Hna., Sor Emilia, murió víctima del contagio. Las Autoridades en agradecimiento le dedicaron una calle, “Calle Sor Emilia” y colocaron una placa a la entrada de la casa.

   No se conocen más detalles de estos años; sin lugar a dudas, la labor educativa desarrollada en sus aulas transcurrió en paz y fue fecunda. Pero esta paz se vio truncada por la proclamación de la primera República en 1931. El 29 de Agosto tuvieron que dejar “su escuelita”; cuando la situación empeoró se vieron obligadas a salir de Santander. El 26 de Agosto de 1937 es liberado Santander . Poco tiempo después la Comunidad se reúne y vuelve a “reabrirse” Ruamenor con lo poco que encontraron.

   Al comenzar el curso 1937/38 se reanudaron las clases y de nuevo el Colegio se vio repleto de alumnas. Poco duró este bienestar pues el incendio ocurrido los días 15 y 16 de Abril de 1941 dejó todo arrasado; como recuerdo sólo quedó la campana de la Iglesia.

   Gracias al tesón de las Hermanas, el 6 de Agosto de 1943 es adquirido “el chalet de Saiz de Baranda”, en la calle Alta. Dicho chalet tenía una espléndida huerta con árboles frutales y hermosas flores. A finales de 1943 se abre el nuevo Colegio; éste disponía de dos clases de Párvulos y seis para niñas de primera Enseñanza. También se impartía Taqui-Mecanografía y un buen número de alumnas se preparaban para Bachillerato y Comercio, actividades ya iniciadas en Ruamenor después de la guerra.

   Allí acudían también muchas jóvenes por la tarde a coser; se preparaban el equipo de novia. En esta tarea colaboraba la Asociación de Hijas de María. La formación docente se completaba con la catequesis en la Parroquia y las visitas y aportación económica que la asociación “Luisa de Marillac”, hacía a los pobres en sus domicilio.

   En 1967 fue inaugurado el nuevo pabellón, que es donde actualmente están ubicadas las clases. En 1968 se añadió un pequeño pabellón para gimnasio y salón-capilla.

   Al amenazar ruinas el antiguo edificio, fue derribado y se construyó otro de nueva planta. En 1985 se estrena el nuevo edificio. Parte de sus dependencias se dedican a residencia de la Comunidad y parte, a otros servicios del Colegio como recepción, salón de actos, aula de informática, capilla, biblioteca, dirección, secretaría, AMPA y sala de usos múltiples.

   Posteriormente y ante las exigencias de las nuevas leyes de ordenamiento del Sistema Educativo han tenido que ser reestructuradas algunas dependencias del pabellón de aulas.

   Actualmente el Colegio Purísima Concepción, situado en la calle Alta, nº 43 de Santander, es un Centro integrado de Educación Infantil, Educación Primaria y E.S.O.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades a toda la comunidad educativa. Yo estudié en este colegio y guardo muy buenos recuerdos: sor Coro, sor Pilar, sor Concepción, sor Mª Luisa, sor Paz... y tantas otras, como sus profesoras. Un fuerte abrazo!!! Mayte