domingo, 19 de agosto de 2012

19 DE AGOSTO: DÍA MUNDIAL DE LA ASISTENCIA HUMANITARIA


La Asamblea General de Naciones Unidas decidió designar en 2008, en recuerdo de los 22 trabajadores humanitarios (entre los que se encontraba el representante especial de la Secretaría General de las Naciones Unidas, Sergio Vieira de Mello) asesinados el 19 de agosto de 2003 por la explosión de una bomba en la oficina de las Naciones Unidas en Bagdad, el 19 de agosto como Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, y para sensibilizar a la población acerca del trabajo que realizan muchas personas para ayudar a los demás aún arriesgando su propia vida. Este año la campaña, bajo el lema "Ayudarse unos a otros", ha tenido como objetivo inspirar y concienciar a cada persona en el espíritu solidario de los trajadores que realizan asistencia humanitaria.





Cáritas. 17 de agosto de 2012.-

El próximo domingo, 19 de agosto, se celebra el Día Mundial de Asistencia Humanitaria, auspiciado por la Asamblea General de Naciones Unidas con el objetivo de recordar que cada día los trabajadores humanitarios ayudan a millones de personas en cualquier lugar del mundo.
Este año la campaña “Gente ayudando a gente” (People helping people) de Naciones Unidas junto con varias organizaciones internacionales, pretende realizar un llamamiento al espíritu  humanitario que hay en cada uno de nosotros.
La red Cáritas apoya esta campaña que reafirma la importancia de los principios humanitarios en las situaciones de emergencia.
En estos últimos años, las organizaciones y actores humanitarios han destacado la creciente politización que hacen algunos gobiernos de la ayuda humanitaria y que contradice los principios básicos.
Un informe reciente de la red Cáritas, considera que es vital seguir haciendo hincapié en la importancia de dichos principios y que son recogidos en el documento de Consenso Europeo sobre Ayuda Humanitaria de la Unión Europea.
El objetivo de la asistencia humanitaria es prestar los primeros auxilios ante cualquier catástrofe, sea esta de origen natural o por la acción del hombre; proveyendo comida, agua, refugio y asistencia sanitaria, ayudando a los afectados a comenzar una nueva vida. La misión de los trabajadores humanitarios es proteger y salvar las vidas de todos aquellos a quienes sirven y asegurar en todo momento el respeto al ser humano y a su dignidad.
Los trabajadores humanitarios:
No toman partido en las hostilidades,
son neutrales;
no hacen distinción por motivos de raza, nacionalidad, sexo o religión.
La asistencia humanitaria:
Es imparcial,
no responde a objetivos políticos, económicos o militares;
es independiente.
Cáritas se une a la campaña de “Gente ayudando a gente” para recordar a los ciudadanos en el mundo, el importante papel que desempeñan para asegurar que sus gobiernos cumplen con los principios establecidos en el Consenso Europeo.
Y sobre todo, para agradecer a todos los trabajadores humanitarios, que día a día, realizan su labor en cualquier lugar del mundo. Especialmente, a todos aquellos que forman parte de la red Cáritas.
Cáritas Española se une también a esta campaña teniendo presentes, de forma especial, a los millones de personas que precisan ayuda, especialmente en la franja del Sahel, Filipinas, República Democrática del Congo, Siria, entre otros; a los cientos de agentes que sobre el terreno hacen posible que la generosidad de los ciudadanos encuentre un cauce adecuado y llegue a su destino, en el último año más de un millón de personas han recibido apoyo para hacer frente a una emergencia o rehacer sus vidas en regiones como el Cuerno de África y Centro América o países como Bolivia, Sudán, Bangladesh.
Cáritas Española brinda su ayuda en el marco de la cooperación fraterna, de la escucha atenta de las necesidades de los afectados, caminando con ellos y buscando juntos las soluciones necesarias en una relación de igualdad, buscando que nuestra acción no solo alcance –como pide el papa Benedicto XVI– la excelencia técnica sino que además tenga la calidez necesaria para hacer que el otro se sienta amado.


No hay comentarios: