viernes, 6 de junio de 2014

PENTECOSTÉS

PENTECOSTÉS



“Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse. Había en Jerusalén hombres piadosos, que allí residían, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo”.
(Hechos de los Apóstoles 2, 1-5)





Jugando también se aprende: Recursos para pentecostés




http://parroquialainmaculadavalladolid.blogspot.com.es/2014/06/jugando-tambien-se-aprende-recursos.html


http://profesoradoreligion.blogspot.com.es/2014/06/recursos-para-pentecostes-5.html

http://profesoradoreligion.blogspot.com.es/2013/05/recursos-para-pentecostes.html




Más recursos en este blog:


La talla de la Virgen del Mar

LA VIRGEN DEL MAR

El próximo lunes, 9 de junio, primer lunes después de Pentecostés, se celebra en Santander la festividad de la Virgen del Mar.

Es la talla de la imagen, cuya noticia se hace notar ya en 1315, la que da inicio a la leyenda de su aparición. Ella, "Estrella de los mares", es probable que quisiera arribar a nuestra costa para ejercer su cometido entre las gentes de este Pueblo suyo, del cual habría de ser su Mediadora y Servidora ante su Hijo. Gentes, las más pescadores y marineros; peregrinos de sudores, estelas y espumas salobres; que pudieran encontrar en Ella el consuelo necesario y la firme esperanza de una vida confiada a su amistad e intercesión… Su talla es de la que se entronizaban como protectora a bordo de las naos como "virgen de galeón", y pudiera ser el pecio feliz y resto preciado de algún navío naufragado, después de haber dado a la costa de estos lugares, en los peligrosos estratos salientes del cretácico. Entre las rocas o arenas de la isla sería encontrado este tesoro, donde habría de tomar asiento sin querer salir de ella, a pesar de la cercana y segura campa del Rostrío, cual si su solitaria isleta fuera nave varada. Aquí su imagen sería la capitana, para acoger y guiar a sus devotos desde hace ya siete siglos.







No hay comentarios: