martes, 18 de marzo de 2014

LA VIEJA CUARESMA



Dentro el calendario litúrgico cristiano la Cuaresma es el periodo de cuarenta días que precede la Pascua. Empieza el Miércoles de Ceniza, día que también marca el fin del Carnaval.
En muchos pueblos de España, La Vieja Cuaresma es como una especie de calendario representado por una vieja con 7 pies, que tradicionalmente se utiliza para ir marcando el paso del tiempo en las largas siete semanas cuaresmales.
La Vieja, habrá que recortarla el Martes de Carnaval, último día de los Carnavales, para colgarla, el Miércoles de Ceniza, en una ventana de la casa que dé al exterior.

Historia de La Vieja Cuaresma:
La Cuaresma era representada popularmente por una vieja con siete pies, que eran las semanas que duraba el periodo de ayuno. En la mano derecha llevaba un cayado de peregrino o, en el caso de la figura que acompaña este artículo, una sartén; en la mano izquierda enarbolaba un bacalao. Los domingos, los niños de la casa arrancaban un pié a la vieja en un rito a caballo entre juego y solemne, para a la hora de comer quemarlo entre el jolgorio de todos. El domingo de Pascua se quemaba a la vieja con el único pié que le quedaba y se procedía a la primera comida suculenta, que generalmente, si la economía lo permitía, era cordero pascual y embutidos.
Esta famosa vieja también se exhibía en los escaparates de los comercios donde se vendía el bacalao a modo de aviso para recordar la prohibición canónica de comer carne, quemándose igualmente el domingo de Pascua.
En la Iglesia el período de penitencia recibió el nombre de Cuaresma. Este tiempo es motivo de representación antropomórfica. Así la Cuaresma se solía imaginar como una mujer alta y delgada (ya lo refleja el dicho: «Ser más largo que la Cuaresma»). A partir del siglo XVII es una vieja con siete escuálidas piernas, una por cada semana. Cada una de estas siete piernas le iba siendo cortada cada siete días y al final del período cuaresmal se aserraba y quemaba el cuerpo. «Vamos a serrar a la vieja, la pícara pelleja» suelen cantar todavía los chiquillos, sin saber realmente el porqué, por algunos pueblos tanto de Castilla y León como de Castilla-La Mancha, y Cataluña.
La imagen lleva pañuelo en la cabeza, cesto bajo el brazo por el que asoman chorizos y bacalao y siete piernas saliendo por debajo de la larga falda. Se trata de la Vieja Cuaresmera y en cada domingo de Cuaresma pierde una pierna. La Vieja Cuaresma tiene siete piernas, una falda gigante, un bacalao en la mano, un delantal y un chal. Un zapato indica escuchar, el otro querer, el siguiente compartir, otro ayudar, los demás: esforzarse, leer y aprender.

Podéis imprimir desde aquí la Vieja Cuaresma para colorear:
la Vella Quaresma

Más imágenes en internet:

Así se realiza en Puente Genil:
La Vieja Cuaresmera es una vieja de cartón o madera que se halla situada en el salón principal del Cuartel, alojamiento del manantero o cofrade durante la Semana Santa de Puente Genil y su lugar de reunión habitual a lo largo del año. El Cuartel es el elemento central, motor y espíritu de la Mananta del municipio cordobés, llamada así por un deficiente mental llamado El Nene, quien sólo pronunciaba las dos últimas sílabas de estas palabras. La fiesta gira alrededor de la figura de Jesús Nazareno, apodado El Terrible, patrón de Puente Genil.

OTRAS MANUALIDADES DIVERTIDAS:

La Vieja Cuaresma es una señora que tiene siete piernas y un bacalao en la mano. Pierde una pierna cada semana, a medida que pasa la Cuaresma.

La vieja Cuaresma es un calendario que representa a una “viejita” que lleva en la mano un pescado y tiene siete piernas (uno por cada semana hasta la llegada de la Pascua). La Vieja, se recorta el Martes de carnaval, último día de los Carnavales, para colgarla, el Miércoles de Ceniza. Cada viernes, los niños se acercan a la figura y le cortan una de las piernas, es una manera divertida de calcular el tiempo de cuaresma (va de carnaval a Pascua). "La vella Quaresma" es la protagonista de historias y canciones, tradicionalmente se utiliza para ir marcando el paso del tiempo en las siete semanas cuaresmales.

vella.gif


Al parecer la historia de la Vieja Cuaresmera data de 1810 y procede de la comarca de el Solsones de Cataluña donde se le llamaba "La bacaladera", "La sarracena", o "La sarraína" y tenia el mismo significado que aquí. Las 7 patas simbolizaban las siete semanas de cuaresma, cada semana le recortaban una pata y así se señalaba la semana que habia pasado y las que faltaban para terminar el periodo de ayunos.

En Puente Genil la Vieja Cuaresmera se considera como el reloj de la Semana Santa pontana y tiene "siete patas" que sirven para contabilizar las siete subidas al Calvario.



1º El Carnaval
2º Las tentaciones del Señor
3º La transfiguración del Señor
4º El diablo mudo
5º Pan y Peces
6º Domingo de Pasión
7º Domingo de Ramos.


Este personaje representa a su vez una importante faceta de la tradicional cuaresma que los cristianos comenzaron desde los tiempos de Cristo y que recuerdan los 40 días de ayuno en el desierto.

La Vieja Cuaresmera



La Vieja Cuaresmera es Junto al Jueves Lardero, quizás sean las dos tradiciones más singulares y emblemáticas que la Judea haya aportado culturalmente a la Semana Santa de Puente Genil. Esta tradición nace durante laEdad Media donde en algunos países de Centro Europa se solía representar la cuaresma como una vieja que simbolizaba el periodo de ayuno y abstinencia previo al Domingo de Pascua y cuyas siete patas servían a modo de calendario litúrgico.
En España, la tradición arraigo en tierras catalanas y mallorquinas, desde donde a principios del siglo XX  llega a Puente Genil de la mano de algunos judeos que decidieron hacer suya la tradición. Asíen 1906 en el cuartel de la Judea nace la primera vieja Cuaresmera, pintada en un lienzo por un autor desconocido de firma ilegible, cuyo modelo fue una anciana y enjuta señora que era la casera de Don Wenceslao Aguilar Ortega, miembro fundador de la Judea, y en cuyo molino de la calle Guerrero se celebraban las primeras reuniones.
Durante más de 50 años fue la única, hasta que D. Francisco Ortega Reina, un judeo, pintó la segunda para el Imperio Romano. Ya en 1963 los Apóstoles, tomaron también como suya esta tradición naciendo la tercera Cuaresmera en Puente Genil. A partir de entonces la idea cundió entre el resto de los cuarteles de la Puente, siendo una realidad pontana y el emblema más querido de nuestra cuaresma.


Texto:


don_ca~1

 EL COMBATE DE DON CARNAL Y DOÑA CUARESMA                                  
Pieter Brueghel el Viejo, 1559. Óleo sobre tabla. Renacimiento


En el Libro de Buen Amor, texto medieval español redactado alrededor de 1330, Juan Ruiz Arcipreste de Hita nos habla del significado simbólico de la Pascua y la Cuaresma a partir de una simpática alegoría: don Carnal, hombre mundano y amante de los placeres, es retado por doña Cuaresma a sostener una batalla que tendrá lugar al cabo de una semana; el reto ha sido lanzado el jueves anterior al día que hoy conocemos como Miércoles de ceniza.
Una vez cumplido el plazo, don Carnal y su ejército de bueyes, cerdos, gallinas, becerros y cabras se enfrentan en campo abierto a doña Cuaresma y su legión de vegetales y mariscos. Luego de un día de confrontación más o menos aparejada y de que ambos contrincantes se han retirado a sus respectivas tiendas, don Carnal, fiel a sus excesos, decide celebrar un fastuoso banquete que le produce, tanto a él como a los suyos, una pesadez y un sueño incontrolables. Doña Cuaresma, aprovechando esta inmejorable situación, entra por la noche al cuartel de su enemigo y, sin dificultad alguna, lo somete y lo aprisiona.

Desde el primer día de su vencimiento, el Miércoles de ceniza, el glotón de don Carnal es obligado a confesarse y a hacer penitencia de ayuno y abstinencia, mientras que, doña Cuaresma, triunfante, asea su casa, sus vestidos y su cuerpo y sale a la iglesia a convocar a los feligreses católicos para que participen en los ritos religiosos correspondientes: “dízeles que se conoscan e que les venga emiente / que son çeniza e tal tornarán ciertamente”. Don Carnal, por su parte, es sometido por un sacerdote a una dieta a base, entre otras delicias, de lechugas, lentejas y alcachofas.
Trascurridos cuarenta días (la Cuaresma), cuando ya don Carnal comenzaba a estar verdaderamente arrepentido de su anterior forma de vida, un inesperado acceso de salud lo impulsa a burlar a don Ayuno en Domingo de Ramos y a escaparse de su celda; ya en libertad, reúne a sus beligerantes compañeros y decide tomar venganza de doña Cuaresma, quien, juzgando prudentemente la renovada fuerza acopiada por su enemigo, se atavía con su elegante ropa de viaje y, el Viernes Santo, ya muy entrada la noche, huye con dirección a Jerusalén.
A la tarde siguiente, el Sábado de Gloria, don Carnal, al lado de su mejor aliado, don Amor, de don Almuerzo y de doña Merienda, entra por la ciudad sobre un carro musical que representa su avasallante victoria. El Domingo de Resurrección, un nuevo aire —un aire de abril—puede respirarse en cada rincón.


https://docs.google.com/file/d/0ByJZbIFuw8ELMHVsb3JtY3Q2TDg/edit?usp=sharing

http://miamigojessmecuenta.blogspot.com.es/2012/02/don-carnal-y-dona-cuaresma-manana.html




No hay comentarios: