domingo, 10 de julio de 2011

VA PENSIERO!!!!!!!!!

Este canto de la ópera "Nabucco" del compositor italiano Verdi, está más actual que nunca...



Va, pensiero es el coro del tercer acto de Nabucco, ópera de 1842 con la que Giuseppe Verdi canta la historia del exilio hebreo en Babilonia tras la pérdida del Primer Templo de Jerusalén. Posteriormente se convirtió en un himno para patriotas italianos quienes identificándose con el pueblo hebreo, buscaban la unidad nacional y la soberanía. La canción, cuyo tema es el exilio y que expresa nostalgia por la tierra natal, así como la frase «Oh mia patria sì bella e perduta!» («¡Oh patria mía, tan bella y perdida!») resonaba en el corazón de muchos italianos.

El 12 de marzo de 2011 Ricardo Muti dirigió Nabucco en el teatro de la Ópera de Roma con motivo del 150 aniversario de la unidad de Italia, en presencia el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. En un momento dado, Muti dejó la batuta y aseguró: "Esta tarde mientras el coro cantaba 'oh mia patria sì bella e perduta!' he pensado que si matamos a la cultura sobre la que está fundada la historia de Italia en verdad será nuestra patria la que se quede 'bella y perdida'".
Reproduzco la crónica del acto firmada por Hugo García Robles en el diario uruguayo El País:

El papel que cumplieron Verdi y su música en el movimiento del Risorgimento que condujo a la expulsión de los austriacos y a la unificación de Italia, es un hecho. A pesar del tiempo, esa eficacia política que une la música del autor de La Traviata a los destinos de Italia, se mantiene.
El Times de Londres ha entrevistado al maestro Ricardo Muti, con motivo de lo sucedido el pasado 12 de marzo, en la Ópera de Roma, durante la representación de Nabucco. Muti relató en la entrevista citada que al llegar al pasaje en que el coro Va pensiero alude a la esclavitud de los hebreos con las palabras que incluyen conceptos como "Oh , mi patria, tan bella y perdida, sintió que el silencio de la sala se cargaba de una tensión especial, fervorosa". Hubo pedidos por la repetición junto con una voz que gritó larga vida a Italia.
Muti explicó que se opone en general a los bises, porque no debe interrumpirse el fluir de la obra. Una única vez, en el Scala de Milán en 1986, había reiterado el espléndido coro. Muti se dirigió entonces al público, diciendo que ese gritos de larga vida a Italia, se contrastaba con algunos sucesos que perturban la vida política italiana. Y que si continuaban, la patria bella y perdida que el coro canta, sería realidad. Entonces agregó que iba a reiterar el Va pensiero para protestar contra las condiciones que amenazan la tradición cultural italiana. Invitó al público a cantarlo junto con el coro y la orquesta. Todo el teatro se puso de pie y con emoción manifiesta elevaron sus voces unánimemente. Una filmación de ese momento muestra las lágrimas en los ojos de los coristas y del público, conjurados todos en una demostración formidables de unidad nacional y elevación de objetivos compartidos.

Como colofón de ese momento, terminada la ópera, subió al escenario el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, quien denunció los recortes que ha hecho el gobierno de Berlusconi al presupuesto de cultura.
Es de suponer el alcance de esta función sobre la opinión pública y el pueblo de Italia, máxime que el propio Berlusconi estaba presente en la función. La música de Verdi mantiene intacta su profunda esencia italiana y su poder para mover al pueblo.


Muti, que no muto. No enmudeció Muti. Indignación también en la ópera.

http://mobile.agoravox.fr/actualites/europe/article/silvio-berlusconi-renverse-par-91522


Ve, pensamiento, con alas doradas,
pósate en las praderas y en las cimas
donde exhala su suave fragancia
el dulce aire de la tierra natal!
¡Saluda las orillas del Jordán
y las destruidas torres de Sión!
¡Oh, mi patria, tan bella y perdida!
¡Oh recuerdo tan caro y fatal!
Arpa de oro de fatídicos vates,
¿por qué cuelgas muda del sauce?
Revive en nuestros pechos el recuerdo,
¡Que hable del tiempo que fue!
Al igual que el destino de Sólima
Canta un aire de crudo lamento
que te inspire el Señor un aliento,
que al padecer infunda virtud,
que al padecer infunda virtud,
que al padecer infunda virtud,
al padecer, la virtud!.

No hay comentarios: